miércoles, 11 de febrero de 2015

Nordik es una obra que se compone de tres álbumes: Midgard, Asgard y Walhalla.
Con esta trilogía, no sólo estarán de enhorabuena los amantes o iniciados en mitología nórdica, si no también todos aquellos que gusten de los relatos de aventuras, y que gusten de descubrir las particularidades de estos pueblos del norte.

Escarbando un poco en los mitos, leyendas y creencias de civilizaciones antiguas, se descubren relatos, cuentos o historias que constituyen verdaderos tesoros de incalculable valor para aquel que mantiene la mente abierta. A un lado se queda la cuestión de si fueron ciertos o no; particularmente, prefiero quedarme con lo que todo ese legado aporta. 


Es cierto que los pueblos nórdicos siempre fueron calificados por los historiadores como bárbaros saqueadores, salteadores marinos de la peor calaña que sólo buscaban tesoros, poder y gloria para perpetuar y engrandar las filas de sus clanes… pero hay muchas otras razones por las que las historias y mitos de estos pueblos se han perpetuado hasta nuestros días. Pueblos, no olvidarlo, situados en territorios inhóspitos de gran frio y nieve, que supieron mirar al cielo, navegar como nadie, y , si bien es cierto que cuando dejaban de pelear entre si, pusieron en grandes apuros a Inglaterra y Francia, por no hablar de los linajes godos y visigodos, originarios de estas tierras del norte, que durante tanto tiempo se instalaron en la península Ibérica. También se sabe que en calidad de mercenarios guerrearon en la península contra los árabes…
Guerras, luchas, saqueos, violencia… si. Pero como cualquier otro pueblo ofrecían mucho mas. Nunca se les pudo calificar de civilización (aunque si nos paramos a pensar el significado de esa palabra, muchos se frenarían a la hora de situarla tan gratuitamente), pero por su situación geográfica en contínuo contacto con una naturaleza de frios y tupidos bosques, escarpadas montañas y costas de enbravecidos mares, les permitió conectar con un mundo de elementales muy particular, variado y rico: hadas, duendes, gnomos, trolls, trasgos, ondinas, sílfides… seres simpáticos y agradables algunos de ellos, otros no tanto, pero en definitiva un poblado mundo de seres que habitan aquellos lugares que el hombre todavía no ha ensuciado y destrozado, o en donde no se aglomera en forma de ciudades.


No solo ese mundo de seres del otro lado, tan ligados a la naturaleza, si no también aquellos humanos que conectaban con todo esto, adoptando los roles y nombres también conocidos por nosotros como hechiceros, magos, brujas, chamanes. Y sobre todo, dentro de este apartado, o bien si lo consideramos como un grupo relacionado con estos humanos que conectaban, estaban los llamados cambia pieles, hombres lobo, oso (tigres en otros pueblos mas orientales). Esta figura desembocó en linajes guerreros que enloquecían en la batalla, desencadenando una furia igualable a estas bestias de los bosques, fueron los llamados guerreros berserkers.


Por su puesto  es obligado hablar de sus dioses. Un nutrido panteón de divinidades, a la cabeza de todos ellos, Odín, el dios tuerto, Thor, el defensor, Loki el embaucador, Heimdall, Tyr…  También hay que mencionar  a las damas de la guerra, las Valkirias, también calificadas como hijas de Odín; Fenrir, el gran lobo, que tan importante papel desempeña en el Ragnarok o fin del mundo nórdico… Las moradas o mundos que estos diferenciaban: Midgard, Asgard y la gran sala del Walhalla… Y por supuesto el árbol sagrado, Yggdrasill.
Y leyendas y relatos tan conocidos como los de Beowulf, Sigfrido, el caballero Cisne… héroes, dragones, oro…


Si, como se puede apreciar, no sólo eran unos cuantos barbaros que saqueaban, también había algo mas. Por que todos los pueblos siempre han ofrecido eso, blancos y negros, y miles de colores entre medias que ni siquiera podemos imaginarnos.
Esta obra que ofrezco, pretende hacer visibles esos colores, del negro, blanco y azul mas básico, al mas nutrido y colorido crisol.

Que lo disfrutéis.